Cervezas Potentia

martes, 17 de noviembre de 2015

HIDROMIEL. Receta y elaboración paso a paso.



POTENTIA ORANGE MEAD


             Hola, como ya sabéis por el titulo, hoy os voy a hablar del hidromiel, una bebida que dicen ha sido la antecesora de la cerveza, sus orígenes.

Creo que todo cervecero debe probar alguna vez a hacer hidromiel, por lo general, al igual que la cerveza, se trata de un mosto fermentado. Y comparte muchos procesos iguales que en la elaboración de cerveza.

En definitiva como este foro trata sobre cerveza y no sobre hidromiel no me voy a expandir en demasía, solo voy a informaros un poco sobre la hidromiel y a poneros la receta de mi hidromiel, donde explico paso a paso como realizarla. Esta dirigida a personas que hallan hecho cerveza alguna vez y tengan un mínimo de equipo. Aún estoy madurando la mía, así que cuando este os pondré foticos o un vídeo en el canal de youtube Cervezas Potentia.

El hidromiel es una bebida alcohólica fermentada a partir de azucares de la miel. Sus ingredientes básicos son el agua, la miel y la levadura con esta ya tenemos el estilo de hidromiel clásico, (toma hay receta XD) normalmente en proporción 16/6  Litros / kg. Con 5 gr de levadura seca tenemos para 25 L perfectamente. Hay muchos estilos de hidromiel y multitud de combinaciones dentro de cada estilo.
El equipo para elaborar podéis usar perfectamente el de vuestra cerveza pues los procesos son muy compatibles.





El proceso a grandes rasgos es:

Preparamos el mosto mezclando el agua con la miel y lo ponemos a hervir unos 10 min. Aquí puedes añadir cosas como fruta seca, especies, nutrientes y minerales… Una vez enfriado ya tienes tu mosto preparado, lo oxigenamos y lo trasvasamos al fermentador.
Aquí como en nuestra cerveza, la inoculamos con levadura una vez hidratada y ponemos nuestro airlock. Un típico 1º y un 2º y pal ante ya tenemos nuestro hidromiel.


A ver no hay que confundirse. El elaborado de hidromiel es un arte al igual que la cerveza. En la antigüedad se dejó de elaborar y no triunfo a nivel “popular” por la facilidad de contaminación y de sabores a jerez que podían surgir pero en la actualidad es bastante consumido y en muchos países es su cultura lo tienen muy arraigado y producen hidromiel que son auténticos elíxires para el paladar. la bebida de los dioses.
Como tampoco os quiero poner tantísima cantidad de info como hay os voy a dejar un enlace a una wiki que encontré en castellano (y con suerte, pues la verdadera info de hidromiel solo la e encontrado en foros americanos). Está muy bien es esta: Metapedia

Bueno, aquí mi receta para hidromiel donde podréis ver también la elaboración paso a paso. Es un hidromiel que se puede situar entre dos estilos, el Melomel y el Metheglin. Se busca conseguir sabor a naranja semidulce y aromas a naranja y anís. Os dejo la receta en PDF aquí:


Descarga: Receta Potentia Orange Mead v1

Vídeo de la elaboración paso a paso en el canal de youtube:




Bueno un saludo a todos y gracias a los seguidores del blog y del canal de youtube. Espero que os guste la receta y la pongáis en práctica. Ya me iréis diciendo como os va. No olvidéis comentar.



Bonus para que veáis la apariencia de la hidromiel fermentando y el parecido a la fermentación de la cerveza. Si no dicen que es hidromiel pienso en cerveza. Para realizar la hidromiel se usa levaduras de fermentación alta comunmente usadas las levas de vino, panadero, champange o cerveza. En mi caso use una de vino. (Esta foto no es mía, sino sacada de google)

sábado, 4 de julio de 2015

El Equipo

“La cerveza es la prueba de que Dios nos ama y quiere que seamos felices” (Benjamin Franklin 1.755 DC)

El artículo de hoy vamos a montar un equipo cervecero repasando cada uno de los “bártulos”  y sus opciones. Va ser un artículo muy completo pero no va a estar todas las opciones pues hay tantas como imaginación tengamos.

Para llevar mejor la cuenta vamos a hacer un pequeño índice.

Equipo de Elaboración

1.       HLT
1.1.    Definición y función.
1.2.    Tipos.
1.3.    Construcción.
1.4.    Mejoras.
2.       Macerador.
2.1.    Definición y función.
2.2.    Tipos.
2.3.    Construcción.
2.4.    Mejoras y filtros.
3.       Hervido.
3.1.    Definición y función.
3.2.    Tipos.
3.3.    Construcción.
3.4.    Mejoras.
4.       Resistencias y hornillos.

FIN DE LA 1º PARTE

5.       Enfriadores.
5.1.    Definición y función.
5.2.    Tipos.
5.3.    Construcción.
6.       Fermentadores.
6.1.    Definición y función.
6.2.    Tipos.
6.3.    Construcción.
6.4.    Mejoras.
7.       Molinos.
7.1.    Definición y función.
7.2.    Tipos.
8.       Conexión.
8.1.    Definición y función.
8.2.    Tipos.
9.       Varios.

Anexo 1 - Herramientas para elaborar


1.       Básicas.
2.       Mejoras.

Anexo 2 - Ejemplo de equipo


1.       Nivel Básico.
2.       2º Nivel.


10.   Como será un artículo largo va a estar dividido en dos partes, empezando la segunda en el punto 5 Enfriadores. Bien pues empecemos.


Equipo de Elaboración

HLT

Definición y función.- Del acrónimo ingles “Hot Liquid Tank” su función es calentar y almacenar el agua que vamos a usar para la cerveza. Para hacerlos una idea rápida es una olla donde calentar el agua.
Tipos.- Aquí podemos encontrarnos con muchos tipos, pues cualquier recipiente en el que poder calentar agua nos sería útil. Podemos usar ollas de cocina de acero inoxidable o no, ollas con grandes capacidades de acero inox con varios grosores y calidades o nuestro gran y recurridísimo barril de cerveza descapotado que es de acero inoxidable


 También existen unas ollas que vienen con una resistencia para calentar el agua y un termostato que regula la temperatura variando la potencia de la resistencia o el tiempo que está encendida.



Construcción.- Si vamos a tener una olla de uso exclusivo para elaborar conviene que la preparemos un poco.
Como elemento básico vamos a incorporarle una salida con un grifo. Tenemos muchas formas de hacerlo. Lo primero es hacer el orificio a la olla. Por ejemplo con un sacabocados o una broca especial. Ahora tenemos la opción de soldarle una bobina macho.

  









O comprar un grifo con un pasa-muro roscado con juntas.



Si lo que tenemos es un barril en vez de una olla para adaptarlo solo debemos cortarle la tapadera con una amoladora o rotaflex y adaptarle el grifo de igual forma.












Con esto ya tenemos una olla lista para usarse para HLT.

Mejoras.- Alguna mejora para nuestro HLT puede ser ponerle un nivel para medir el agua que tenemos en la olla. Puedes hacerlo de varias formas, desde marcar la olla por dentro de alguna forma, por ejemplo rallándola con un tropo de manualidades, o comiéndote el acero con ácido; o algo más profesional montando un tubo transparente en la parte inferior de la olla, la forma de montarlo es la misma que con el grifo.


Algo que nos quitara mucho enredo y trabajo es un termómetro, tener a un simple vistazo la temperatura del agua nos ahorrara tener que estar con el termómetro para arriba y para abajo. Un buen ejemplo es un termómetro analógico con vaina.










Otra mejora que no tan necesaria pero viene muy bien para ahorrar, es aislarla térmicamente.
Mención especial decir que existen ollas ya con una funda con aislamiento, estas ollas son geniales, y la podemos usar tanto para HLT como para macerador o para hervir.




MACERADOR


Definición y funcionamiento.- Se trata de una olla como la anterior que vamos a usar para hacer el macerado metiendo el empaste de grano y agua. Su función únicamente es la de contener el agua y el grano que vallamos a usar y mantenerlo a la temperatura deseada.
Tipos.- Al igual que el HLT puede ser una olla, solo que en esta es obligatorio que esté aislada térmicamente para evitar la fuga de calor. Podemos usar directamente una olla como la que comento al final en la mención especial o aislar nuestra olla por nuestra cuenta. Para ello podemos usar muchos materiales como espuma de poliuretano, aislante tipo armaflex (el tubo negro de los aires acondicionados), para saber que aislante podemos usar solo tenemos que buscar en internet “aislante térmico alimenticio” “… para hornos” etc.
Unos ejemplos de armaflex y una olla aislada.


                                                  

También nos podemos encontrar que no tenemos o queremos usar una olla, pues no pasa nada, también podemos usar una nevera de camping que ya vienen preparadas térmicamente y son una opción muy buena y económica, a demás de la facilidad de prepararla.

                                      
Igualmente podemos usar la olla con resistencia eléctrica que vimos en el HLT.

Construcción.- Para preparar un macerador como básico hay que ponerle un grifo, el cual lo haremos de la misma forma que en el HLT y una tapadera. Como opcion (muy aconsejada) un termometro.
Mejoras y filtros.- Una vez tenemos el empaste terminado y queremos pasar el mosto a la olla de hervido se nos hace imprescindible un filtro. Aunque podemos usar una bolsa de macerado, que si bien no es una mejora del macerador si no una herramienta, lo voy a incluir aquí.



Tambien podemos poner un doble fondo a la olla, que fue lo que yo hice y lo que recomiendo a todos. Para ello usaremos una plancha de acero inoxidable con perforaciones de 2 mm y con un grosor de 1,5 mm donde en el centro haremos un agujero para conectar un tubo desde este hasta la salida del grifo. De esta forma por el grifo saldra el mostro que quede debajo del doble fondo y el grano se quedara encima de este. Ya os digo que para mi es la mejor forma de filtrar.



Si usamos una nevera podemos ponerle igualmente un doble fondo o algo mas común en estos recipientes que es un sparger de fabricación casera o filtro en T.




Por ultimo tenemos el macerador papazap que no es mas que dos cubos de plástico al que se le han realizado múltiples de agujeros en el fondo de cubo que entra dentro del otro. Una imagen vale mas de mil palabras os voy a poner unas fotos del que me hice para mi primer equipo:
                  


El cubo de la primera imagen llenito de agujeros lo introduces en un segundo cubo el que tiene un grifo con que a su vez ara de tope para que no entre mas el primer cubo (en mi caso dio la casualidad que de todas formas no entraba más). Si a la tapa le ponemos un poco de espuma de poliuretano tenemos un macerador de arte.
Esta foto son de marzo y no perdia ni un grado en una hora a demás de filtrar todo estupendamente sin ningun atasco.
Otro tipo de mejoras, ya para un equipo mas avanzado, que no vamos a describir hoy sería tener la opción de poder calentar el macerador para hacer un macerado escalonado o el añadir un motor que remueva el grano.



HERVIDO


Definición y función.- Como en anteriores casos se trata de una olla en la que podamos hervir el mosto resultante del macerado. Tiene una función muy simple, hervir el mosto.
Tipos.- Aquí hay pocos tipos, como tiene una función muy simple no hay donde elegir. Una olla de acero inoxidable, punto (olla o sustituto como un barril).
Construcción.- La construcción será igual que en el HLT o macerador salvo que lo único que colocaremos en esta olla será un grifo y un filtro. También se hará necesario una tapadera para que tenga un buen hervido y no evapore demasiada cerveza.
Mejoras.- Una buena mejora para la olla de hervido es una tapadera cónica que permita salir vapores como la de la imagen siguiente.



Hay personas que añaden un tubo desde la entrada hasta el fondo para cuando pasemos el mosto desde el macerador hasta la olla de hervido no se oxigene y se oxide (un tema candente con adeptos y contrarios).
Y también los hay que ese tubo lo ponen pegando al lateral de la olla y con la ayuda de una bomba hacen un Whirpool.







RESISTENCIAS Y HORNILLOS


Hay dos formas de calentar en un equipo, con corriente eléctrica usando resistencias o con gas usando quemadores. (O ambas a la vez)
Las resistencias eléctricas tienen que ser específicas para el uso con agua, y para el cálculo de la potencia de la resistencia vamos a depender de la cantidad de líquido que queramos calentar, la temperatura inicial de este, la temperatura final que queramos alcanzar y el tiempo que tardaremos en alcanzarla. Como ejemplo para calentar 40 litros de agua en unos 45 min. desde 20º a 75º vamos a necesitar una resistencia de 3600W. Al final os pondré un enlace de un archivo comprimido con un Excel para calcular las resistencias y el consumo de estas.



También hay unas resistencias portátiles que sirven de apoyo por si quieres calentar más rápidamente o subirle la temperatura al macerador por lo que sea.














El uso de resistencia es especialmente usado en interiores donde no tenemos una buena ventilación para el gas o hay peligro de incendio. Si elaboras en la cocina de tu piso sinceramente no te aconsejo usar un hornillo a gas. En cambio si elaboras en un buen patio como yo puedes elegir libremente las dos opciones.
Entre hornillos anda la cosa.
El más facil de encontrar y que puede que tengamos en casa son los comunmente llamados paelleros. Existiendo de muchos tipos y potencia calorífica.



Con 1, 2,3 … aros a cada cual mas potencia calorífica, poseen una base donde apoyar la olla y suelen ser baratos. La desventaja de estos hornillos radica en que no concentran bien el calor y pierde parte de ella. Por ejemplo en mi equipo de 1º lvl usaba uno “rosco” de dos aros y como olla un barril de cerveza. El aro interior venia al pelo pero el exterior se quedaba muy al filo del barril y parte de la llama se quedaba por fuera. Con nada que hiciese viento era una locura hervir el mosto.
Como contra partida existe unos hornillos pequeños pero con gran potencia calorífica. Son los mas usados por maestros caseros cerveceros en sus equipos. 

















Al igual que el paellero posee una base para la olla y su superficie de salida de gas esta mas concentrada haciendo que la llama incida en el centro de la olla perdiendo poca calor por los bordes de esta. Las mías actualmente son de 7,5 Kw y buscando un poco las puedes encontrar por 25-30 euros. Otra ventaja que tienen estos es la posibilidad de graduar el caudal de aire para la mezcla con el gas. Con esto podemos conseguir una llama mas naranja con menos fuerza o azul con más fuerza. Recordemos que la llama azul tiene más poder calorífico que la naranja y no oscurece, mancha o ennegrecer los bajos de la olla. Para regular el caudal tenemos una chapita justo al lado de la llave de paso regulable. Aconsejo encender el hornillo con la entrada de aire casi cerrada e ir abriéndola según nos interese hasta conseguir una llama totalmente azul pero sin que exista un espacio de aire entre la llama y el hornillo.

Para equipos de gran volumen tenemos varias opciones desde usar varios quemadores, usar uno más potente o incluso usar quemadores de alta atmósfera, estos son usados de forma más industrial pues se necesita una instalación homologada y se corre más riesgo por las altas presiones de la instalación.

Fin de la 1º parte.


Con esto vamos a dar por concluido la primera parte del artículo de “El equipo”.  Aún nos queda la otra mitad del artículo que dejaremos para más adelante el cual podrás acceder directamente desde este link:
Link (actualmente deshabilitado hasta que no se suba la 2º parte del artículo)

Espero que os hay gustado y os haya aportado algo de conocimiento sobre este mundo de la cerveza casera. Un saludo


lunes, 23 de febrero de 2015

Elaboración Paso a Paso

Hola de nuevo amig@s.
Hace tiempo que no publico nada pero por fin hoy voy a relatar el proceso de elaboración paso a paso. Para compensar mi tardanza voy hacer más divertido este artículo poniendo el video de un día de la elaboración.

Lo que yo os voy a poner a continuación es mi método actual para elaborar cervezas en casa. Cada maestro cervecero tiene su forma de elaborar y nosotros no íbamos a ser menos.

Este lote lo hice con mi equipo de 2º LVL, lo más probable es que la mayoría no dispongáis del material que yo empleo como por ejemplo una bomba de trasvase o un enfriador por placas. Material completamente dispensable y que puede ser sustituido por otras cosas más a mano o baratas.
Lo que quiero que entendáis de este artículo y del video son los procesos.

Bueno antes de poner el video sabed que no soy el mejor ni tampoco el peor, aún tengo muchos fallos que elaboración a elaboración voy puliendo y nunca dejo de adquirir conocimiento. Una de las mejores formas de aprender es elaborando con otro cervecero. No te reprimas para pedir ayuda o querer asistir a una elaboración de otro, pídeselo. Por lo general a los cerveceros caseros nos gusta transmitir la cultura cervecera y seguro que estará encantado en enseñarte algunas cosillas.


Tiene algunos fallos muy visibles, una gran pena no darme cuenta que tenía el enfoque en automático y la mayor parte del video este desenfocado pero se puede ver muy bien. Otra cosa que he aprendido en esta elaboración, para cámaras réflex si quieres grabar usa enfoque manual.

Bueno ahora empecemos con la mandanga, para aquellos que no se han quedado satisfechos con el video y les gusta leer sobre el tema.

Elaboración Paso a Paso.


Días previos.-

               La cerveza no solo es cuestión de cocinar todo un día y a beber, se tardan varios días de trabajo y mucho tiempo de control para poder beberte una beer propia. Veamos.
Teoría.  Lo primero que tienes que hacer es buscar una receta que quieras elaborar. Piensa que cerveza te apetece hacer, si estas empezando hay estilos más fáciles de hacer que otros, hay algunos que aceptan gran variedad de fallos sin que se aprecien y otras que tienen que ajustarse para definir el estilo. Un buen ejemplo para empezar puede ser una IPA que puedes hacerla monolupulo, es mundialmente cocinada y seguro que encontraras veinte mil recetas para usar. Mira los litros que quieres o puedas hacer según la olla y macerador que tengas y haz una lista de insumos y materiales para comprar. Un consejo muy práctico es comprar un sobre de levadura seca de más, para posibles emergencias.

Una vez tengas tu receta y la lista de insumos realiza las compras, ten en cuenta que si te van a moler la malta porque no tengas molino, cuanto más cerca del día de elaboración se muela la malata mejor pero si vas a realizar starter tendrás que tener la levadura uno o dos días antes.

Starter. Si vas a usar levaduras liquidas es necesario que lo realices, si vas a usar secas no tanto, pero yo siempre lo aconsejo, solo le veo beneficio.
Si vas a realizar un lote de 19L con un sobre de leva seca tienes bastante Así que haremos un starter de 1 L. La realizaremos un día antes. Para 40 L usamos el doble, el primer día haremos un litro, el segundo le añadimos un litro más y el tercero elaboramos.
Si vas a usar levas liquidas el proceso se alarga y se hacen menos volumen por día, como ya os dije las liquidas traen menos células de levadura que las secas y a demás son un poco más delicadas.
Material para realizar un starter: Olla o cazo pequeño, cuchara, extracto en polvo, levaduras, bote de cristal o plástico alimenticio para alojar el starter (yo uso un matraz de Erlenmeyer de 2L), starsan o chemipro oxi, airlock y embudo.

Lo primero es terne todo el espacio limpio y las herramientas desinfectadas, es lo más importante……………. No en serio es muy importante la desinfección y limpieza en un starter.
Hervimos 260 ml de agua en la olla. Cuando lleve 15 minutos hirviendo añadimos 20-25 gramos de extracto. Esto nos tiene que dejar una densidad entre 1.020-1.040, no necesariamente una densidad alta va a hacer mejor el starter. La ideal para mi es 1.035
Tapamos la olla con y dejamos que se enfríe, puedes meterla al baño maría con hielo para enfriar antes.

Cuando este a unos 25 ºC usa el embudo para echarla en la botella o matraz que uses y la tapas. Otra opción es usar botellas de plástico de agua de color azul de 1.5L.
Remueve como si te fuera la vida en ello, para oxigenarla y añádele la levadura. Sigue removiendo un rato. Si te es posible remueve el starte tres o cuatro veces en el día para oxigenar un poco. El uso de un agitador magnético aunque no es esencial es super recomendable pues multiplica por 3 la reproducción final de levas. (X 3!!! Es una maravilla)

Al tapón de la botella o matraz de hacemos un agujero en el centro para insertar el airlock, si quedan fugas tan poco te preocupes, como siempre va a ver sobrepresión dentro nunca entrara aire del exterior pero que las fugas no sean como el agujero del titanic XD.
Procura dejar a temperatura de fermentación de la levadura usada y evita que le dé la luz.
Si hemos decidido multiplicar más la levadura, al día siguiente monta otra vez el tinglado. Pero esta vez haz 500 ml de mosto y lo añades a la botella o matraz. Al día siguiente lo mismo pero con 1 L y al cuarto día elaboras con 1,750 L de starter.

El calendario seria el siguiente para levas liquidas:

Día 1- Saca el vial o bolsa de starter del frio y se deja a temperatura ambiente un día.
Día 2 - Revienta la bolsita de activador del sobre (si no tiene pasa al siguiente paso), esto es un poco variable normalmente tarda 3 días en activarse las levas pero puede tardar más, nos daremos cuenta por que el paquete parecerá que va a reventar de todo lo que se ha hinchado debido al CO2 producido por las levas. Así puede estar dos o tres días no pasa nada.
Día 5 - Empiezo a hacer starter. 250 ml.
Día 6 - Multiplico starter. + 500 ml.
Día 7 - Multiplico starter. + 1000 ml.
Día 8 - Elaboro con 1.750 ml de starter.

Según el calendario debemos tener la levadura comprada 8 días antes de elaborar a no ser que quieras dar más días de activación por si acaso.
Este es el método que yo uso para hacer starter con levadura liquidas, un poco de lio porque además suelo usar un poco de levas para hacer pendientes de gelatina o directamente uso una pendiente que tenga guardada. Con las secas es más fácil pues no tienes que activarlas y puedes usar más cantidad de mosto desde el 1º día al tener más levas el paquete de secas que el de liquidas.

Un consejo que seguro que repetiré, es en cuestión de limpieza. Usa un bote con splay y llénalo de starsan diluido con agua y los echas por las partes más sensibles como los bordes de las botellas, las cucharas si usas…

Día de elaboración.-

(Noche antes) – revisa mentalmente todo el proceso y haz una lista de todo el material necesario y asegúrate que lo vas a tener disponible para el día siguiente. Si lo tienes limpio es un paso que te puedes ahorrar el día de la elaboración.

Levántate prontito por si surgen imprevistos tener el día por delante.
Lo primero que tienes que tener es el sitio de trabajo limpio y organizado, saca todo el material y ponlo a mano y organizado. Ten siempre un sitio de descanso donde te puedas sentar a beber una birra y tener las plantillas de elaboración, un lápiz y goma cerca para ir apuntando los datos. Lo suyo es que tengas la receta escrita en algún sitio para poder consultar los pasos o las cantidades.
Una vez tengas todo colocado y organizado (y suponiendo que tienes el equipo limpio) vamos a empezar a poner agua a calentar hasta la temperatura de macerado (siempre hay que calentarla aprox 10º C más de la Tº de macerado, el programa beersmith nos proporciona la temperatura del agua que debe tener para que cuando se la añadamos al grano no bajemos de la Tº de macerado, solo hay que proporcionarle la Tº del grano y del recipiente macerador que será igual que la del lugar donde se guarde). Como este paso va a durar un tiempo (unos 45 min en mi equipo de 50L) de mientras vamos a aprovechar para hacer la molienda.

Molienda.-

La molienda no tiene misterio. La molienda la haremos en un lugar apartado del lugar de elaboración por que el polvo de harina que suelta puede contaminarnos el lote.
Preparamos el grano que vallamos a usar, el molino, un cubo donde echar el grano molido, un peso, papel y lápiz.
Una vez tengamos todo el grano molido tapamos el cubo con una tapadera y removemos todo el grano. En mi molino tengo una distancia entre rodillos de 0.4 mm y uso un tropo.

Macerado.-

Comprobamos que el agua está a la tº deseada y la echamos al macerador. (En este punto es donde trataríamos el agua, regulándole el ph o añadiendo minerales) Acto seguido vamos añadiendo el grano al agua a la vez que vamos removiendo para que no se forme grumos.
Comprobamos la temperatura de la pasta añadiendo agua caliente o fría hasta ajustarla a la de macerado. Tapamos el macerador y ponemos el cronometro. Yo suelo dejarlo 60 min de macerado.
A los 30 min controlamos la tº y si quieres puedes añadir un poco de agua caliente para compensar pérdidas de tº. No es necesario, cualquier macerador en condiciones puede tener una pérdida de 1-2 grados en 60 min, es aceptable.
A los 60 min realizamos la prueba del yodo.

Durante todo este tiempo muerto lo que vamos a hacer es ir pesando el lúpulo y metiéndolo en bolsitas de tela que venden para tal efecto. Pesamos el irish mosh, el alimento de levaduras o los adjuntos que quieras echar en el hervido. En definitiva tenerlo todo preparado para el hervido.
Si la prueba del yodo está bien empezamos a realizar el recirculado. Yo como uso una bomba para ello, lo dejo 5 minutos recirculando, pero si no tienes bomba usa un cazo grande, abre la llave del macerador y llena el cazo, lo echas de nuevo en el macerador, cuando hayas recirculado 5 o 6 litros empezara a salir mosto más claro.

Ahora vamos a hacer el aclarado. Yo lo realizo de dos formas según la pica que me dé. Una de ellas es ir echando el mosto en la olla de hervido a la vez que vas llenado el macerador con agua a 80ºC y cuando tengas el volumen calculado para hervir o la densidad deseada dejamos de llenar la olla.
En la otra lo que hacemos es vaciar por completo el macerador en la olla de hervido y volvemos a llenar el macerador con agua a temperatura de macerado removemos muy bien el empaste y lo dejamos 5 minutos, después echamos el mosto resultante en la olla hasta llegar al volumen o densidad deseada. Esta es la que uso últimamente.

Consejo: Pasa por un colador de cocina el mosto al llevarlo a la olla de hervido.

Hervido.-

Desde el momento que empiezas a echar mosto en la olla puedes empezar a calentarlo así ahorras tiempo.
Mientras alcanza la temperatura de hervido va a ir formándose una espuma en la superficie, puedes quitarla con el colador. En el momento que empiece a hervir pon el cronometro, yo hiervo durante 60 min. Mantén lo máximo posible tapada la olla dejando una salida para que salgan los vapores y evitar que reboce el mosto, si no lo tapamos puede evaporar mucho volumen y darnos una DI muy alta.
Agrega las cotas de lúpulo y añadidos que tenga la receta en los minutos indicados. Por ejemplo cota de amargor a los 60 min (al principio), sabor minuto 30-20 y aroma en el minuto 5-0. La cuenta es al revés si ves en la receta 60 min, es el tiempo antes de finalizar, el minuto 0 es cuando apagamos la fuente de calor.

No retires el lúpulo, déjalo en la olla. Lo único que aporta en estos momentos es aroma. Remueve con una pala o cuchara grande rápidamente y con cuidado de no salpicarte que quema mucho. En serio ten cuidado que si remueves mucho y creas una ola te puede salpicar y quemarte, las quemaduras son graves. Crea un remolino y déjalo descansar durante 15 min.
Durante el hervido del mosto, te ha tenido que dar tiempo de preparar, limpiar y desinfectar el enfriador y los fermentadores si no es así hazlo ahora..

Enfriado.- 

Según el tipo de enfriador que tengas (yo uso uno de placas) enfría la cerveza y trasvásala al/los fermentadores que usases, recuerda que la higiene en este punto es de lo más importante, ten a mano siempre el splay con starsan.  Intenta que el líquido caiga desde altura para que forme espuma y se oxigene.
Oxigenado.- 

Hay varios métodos, yo normalmente para una cerveza de baja densidad con la caída del mosto en el fermentador después de enfriar me es suficiente y para las cervezas de alta densidad suelo utilizar un cucharon o pala y remuevo muy rápido. También puedes usar una batidora de brazo de cocina bien esterilizada y le meto caña. Esto y todos los objetos de un equipo lo veremos en otro artículo uno a uno.
Controla la temperatura para que este en unos 23 -28 grados y coge una muestra para medir densidad. Ve a por tu starter y añádeselo al fermentador, tápalo  ponle su airloc y ponlo en tu lugar de fermentación.
Bien lo fácil ya está hecho ahora queda lo peor, la limpieza. No lo dejes para luego cuanto antes mejor, y si durante el hervido te ha dado tiempo de limpiar el macerador mejor. Si dejamos el equipo bien limpio ahora estamos evitando futuras contaminaciones y trabajo para otro día, si la haces bien conque el día de la elaboración hagas un circuito por el equipo con un poco de agua con desinfectante te es suficiente.
Fin del día de elaboración.

1º - Semana de fermentado. (Fermentación primaria)

Una vez le pones el airlock sientes una necesidad irresistible de ver como fermenta tu cerveza por lo que estarás cada poco tiempo mirando los fermentadores, así que ya que estas fíjate en algunas cositas. Chequea la temperatura del ambiente y si puedes la del fermentador (no lo abras para medir temperatura no merece la pena y se puede contaminar) hay pegatinas que se pegan al fermentador y te dice la temperatura. Si la temperatura es baja intenta subirla poniéndole alrededor una manta térmica o algo equivalente o cambia de lugar el fermentador. El primer día tienes que ver funcionar el airlock a pleno rendimiento y se empezara a formar un espuma en la parte superior, si tarda más de un día en empezar y/o la fermentación es muy suave puede haber problemas con las levaduras, con contaminaciones o la oxigenación.
Después del tercer – cuarto día la actividad del airlock se habrá casi parado o parado del todo, al 5 día la fermentación primaria casi habrá terminado. Yo siempre lo dejo 7 días, no compruebo la densidad, aunque también se puede comprobar durante dos días para ver si baja y si no es así es que ya ha terminado.
En el día  7 realizo el traspase a un 2º fermentador, unas dos horas como mucho.

2º y 3º - Semana de fermentado. (Fermentación segundaria o guarda)

Preparamos el fermentador 2º, las gomas de trasvase y todo lo que tengamos que usar limpiándolo y desinfectándolo. A mano siempre splay con starsan (no me cansare de decirlo).
Cuando abras el fermentador lo primero que olerás será un agradable olor a cerveza y lúpulo. También veras grumos de levadura flotando y en el fondo un barro marrón que no son ni más ni menos que la levadura muerta o inactiva.
Ponemos el fermentador lleno en alto y en el suelo el 2º fermentador y hacemos sifón con la goma traspasando la cerveza de un fermentado a otro. La punta de la goma del fermentador secundario ponla en el fondo para evitar en lo máximo posible oxigenar la cerveza. La otra punta mantenla cerca de la superficie de la cerveza para evitar coger grumos de levadura muerta, ni barrillo.
Intenta que el fermentador se llene al tope para que no quede espacio para oxigeno que pueda oxidar la cerveza.
Ahora es el momento de añadirle por ejemplo lúpulo para hacerle un dry hop.
Cerramos el fermentado y lo dejamos durante 2 semanas a una temperatura entre 10-14 ºC.

Carbonatación y embotellado.

Después de dos semanas de guarda vamos a carbonatar y embotellar.
Lo primero que tenemos que tener es todo el material limpio y desinfectado. Las botellas, las chapas, el tubo de llenado….
Los botellines puedes reutilizar los que te bebas de cervezas comerciales. Intenta que sean botellines que pesen y lo más oscuros posible.
Para carbonatar usaremos azúcar, bien es saber que hay otras opciones que ya veremos. Yo uso azúcar moreno. Para ello pesaremos a razón de 6 gr de azúcar por litro de cerveza y se la añadiremos a agua hirviendo haciendo un almíbar que echaremos al fermentador cuando alcance una baja temperatura, removiendo un poco para que se mezcle. A la misma vez que llenamos un botellín lo chapamos.
Guarda las botellas en un lugar donde la temperatura sea entre 18-22 grados para que tenga una buena y rápida carbonatación. Este proceso dura unos 15 días pero a veces es necesario algo más. Cuando haya pasado empieza a meter botellines en frio al menos una semana para que se valla aclarando y asentando las proteínas que enturbia la cerveza cuando se enfría.


Y después de más de mes y medio por fin podemos coger un vaso limpio y servirnos nuestra maravillosa cerveza. Recuerda ser autocritico y compartir con tu gente tu cerveza. 

sábado, 29 de noviembre de 2014

Fondos de Pantalla

Holaaaaa.

Aun no puedo realizar un lote porque tengo que hacer unos arregrillos al equipo y comprar insumos para poder hacer el próximo articulo de "Cerveza Casera Paso a Paso", de mientras os voy a dejar algunos fondos de pantallas que me curro en photoshop para la web.

Hacer todo esto es relativamente fácil solo tienes que buscar en google "efectos letras photoshop" y te saldrán veinte mil tutoriales con efectos de todos los colores. Yo de momento tengo hechos unos pocos pero conforme valla haciendo más iré actualizando el articulo.

De momento solo voy a colgar los archivos de imagen jpg. Si te gusta y quieres hacer uno para ti con el nombre de tu cerveza, escribe un comentario solicitando y subiré el archivo .PSD y el link al tutorial para realizarlo.

Para descargar Clic en nombre.
















sábado, 22 de noviembre de 2014

Plantillas de elaboración

Holaaaa cerveceros.

Llegados a este punto de ya somos prácticamente cerveceros caseros sin aun haber hecho una cerveza. Como yo digo en todo en la vida hay que estar informado antes de hacerlo. Ya sabemos el como y el porque de la fabricación de cerveza y ahora toca hacer nuestra primera cerveza.

Pero aun os voy a hacer esperar un poco mas.

El otro día estuve haciendo unas plantillas de toda la información que recojo normalmente para hacer una cerveza y quería que la tuvierais antes de hacer vuestra 1º cerveza para que lo tengáis todo mas recogidito  y organizado.
El día que te pongas a elaborar tendrás tal enredo y locura en la cabeza que lo mas probable es que te olvides de tomar una medida o apuntarla. Para eso te dejo más abajo unos pdf que solo tendrás que imprimir y recortar para que no se te olviden tomar los datos y los tengas a mano para hacer futuros cálculos como grados de alcohol o los rendimientos de tu equipo.

Son dos archivos uno es para calcular el rendimiento de tu equipo tanto el del macerador, el hervidor o el rendimiento total (Para hacer los calculo hay que usar la calculadora de la web ACCE ). Con el otro podrás conocer los datos de tu creación teniendo una referencia para futuras elaboraciones y poder modificar al antojo.
Bueno sin deciros mas os dejo una foto y los archivos en pdf.



De aqui os podeis descargar un rar con los dos pdf.

viernes, 14 de noviembre de 2014

Proceso de elaboración. Parte 2

Proceso de elaboracion


Holaaaaa y buenos días a todos. Hace tiempo que no publico ningún artículo, he estado muy ocupado lo siento.

Bueno la última vez dejamos el proceso de elaboración en el punto justo después de enfriar nuestra cerveza hervida. En este punto lo que tenemos es un mosto repleto de azucares delicia de toda bacteria hambrienta. Este es un punto muy crítico hasta que se tape el fermentador una vez inoculado. Pero antes de inocular vamos a realizar una cosita que es súper-importante, la oxigenación.

Antes que sigas leyendo quiero que tengas una cosa muy presente desde este punto. Desde ahora todo lo que realices tiene que ser lo más limpio posible, todo el instrumental que uses o valla a estar en contacto con la cerveza tiene que estar limpio y esterilizado.
Hasta antes de hervir no tenía mucha importancia sobre todo en la esterilización pues el hervido mata todas las bacterias y esteriliza pero una vez frio y con azucares se vuelve aún más peligroso al ser el cardo ideal para una bacteria.

Oxigenación

   Durante la primera etapa de la levadura, una vez inoculada, realiza la respiración aeróbica que aprovecha para reproducirse y  multiplicarse. Durante la respiración aeróbica la levadura consume todo el oxígeno del ambiente. Por tal hecho unas buenas cantidades de oxígeno en nuestro mosto son fundamentales para que exista un rápido arranque de la fermentación favoreciéndonos entre otras cosas para que no se nos contamine la cerveza.
Durante el hervido, al alcanzar altas temperaturas, la mayoría de oxigeno de nuestro wort se habrá evaporado, por lo que tendremos que oxigenarlo.
Para ello, una vez se haya enfriado bastante el mosto, tendríamos varias opciones para oxigenar.
    1º Remover- Con una paleta, cuchara larga o lo que tengas por ahí que te sirva. Esterilizarlo muy bien y remueve durante 15 -30 minutos.
    2º A través de una bomba. Kit muy curioso que te puedes hacer tu mismo. Compra o busca una bombabita, un filtro en línea de 0,5 micras y un difusor todo ello de una pecera. Humedeces un poco el filtro con alcohol y desinfectas muy bien el difusor y la goma. Lo metes en el fermentador y enciendes la bombita.

    3º Con oxígeno. Con una bombona de oxígeno que sustituye a la bomba en el caso anterior. Le conectas un difusor y a darle caña. Esta es la más eficiente y con la que más oxigenado acaba el mosto pero las dos anteriores también son lo suficiente efectivas. 

Yo utilizo la primera, pero pronto me voy a pasar a la 2º que es un poco más eficiente y no acabas con los brazos reventados pudiendo dejarlo solo y hacer otras cosas mientras tanto. Los productos son fáciles de encontrar tanto en tiendas de material cervecero como en tiendas de peceras o animales, vendiéndote en muchos casos un kit ya preparado con todo. 
Existen otros métodos pero no dejan de ser variantes de las tres primeras. Como la que realiza mi amigo, una gran brewmaster, que utiliza una batidora de cocina de toda la vida. La esteriliza y la mente en el fermentador, le da un meneo que pa qué. Después solo tiene que inocular y listo.

Inoculación de la Levadura

 Al proceso de echar levadura en el mosto para que esta haga su magia se llama inocular la levadura.
La levadura existe en dos formatos en los que te la puedes encontrar, de forma líquida y deshidratada en polvo. Tenemos que tener en cuenta que para que se inicie una buena y rápida fermentación necesitamos un número de bacterias de levadura por volumen de mosto. En general, las lager requieren un número mayor que las Ales. Se recomienda los siguientes índices de inoculación de 0.75 millones de células en una ale y 1.5 millones de células en lagers. El número es medido en millones de células por mililitro por cada grado plato. La conversión a unidades de cervecero casero se traduciría a 4 billones de células por cada punto de densidad inicial para lotes de 19 litros (una densidad inicial de 1.048 sería 48 puntos o 192 billones de células). Para un lote de un cervecero casero de 19 litros necesita utilizar la cifra de 192 billones de células.
Las levas secas.- En un paquete de levas normal de 11.5 gramos tendremos suficiente para hacer un lote de 20 litros. No es necesario multiplicar el número de levas antes de inocular.
Lo que si se hace necesario es una hidratación para activarla. Para ello basta con que las pongas durante 20 minutitos en agua con azúcar a unos 20 ºC una vez la hayas hervido. 
Si quieres hacer lotes más grandes o darle un extra a tu lote de 20 litros tendríamos que multiplicar la levadura con un starter o usar dos paquetes de levadura.
Las levas liquidas.- Existen muchas más variedades de liquidas que secas, existiendo levas liquidas más específicas para un estilo determinado. Vienen en viales o en paquetes. Los viales suelen traer alrededor de 100 billones de células.
Para multiplicarlas y poder conseguir un buen número debemos realizar un buen starter. Un estárter consiste en crear un medio idóneo para que las levaduras se multipliquen.
Para ello haremos un litro de mosto  y echamos todo el vial. Lo tratamos como si fuera nuestro lote, con su airlock y en 24 horas se habrá multiplicado por dos. Un estárter de 1 litro producirá unos 150 billones de células y unos dos litros de arranque producirán 200 a 240 billones de células. Así, un 1.5 a 2 litros de estárter es suficiente para un lote de 19 litros.
En el artículo de elaboración paso a paso que será un caso real de elaboración propia, detallaremos como hacer un starter.

Los dos tipos de airlock usados para lote de 15 L
Una vez tengamos un buen starter o la levadura seca activada procedemos a verterla en la cerveza a fermentar. Tenemos un fermentador esterilizado con nuestra cerveza en el interior oxigenado solo nos queda echar nuestro starter y tapar el fermentador. La tapa del fermentador tiene que ser hermética y tener puesto un airlock para permitir la salida del CO2 que se genere y no permitir la entrada del aire exterior que pueda contener bacterias. Una buena forma de crearte un airlock es llevando un tubo desde la tapadera hasta un bote con agua en el interior.



Fermentación

Durante la fermentación la bacterias de levadura convertirán nuestro mosto en cerveza, para ello consumirán los azucares del mosto convirtiéndolos en alcohol y CO2. El lugar idóneo para realizar esto es en fermentadores. Existen muchos tipos de fermentadores. Fermentadores normales y simples, cónicos, isobáricos, de inox, de plástico, de madera, de 5 litros, de 100 o de 4000…

Nosotros como cerveceros caseros usaremos unos simples de plástico y como mucho alguno de cónico inox de pocos litros. Vamos a ver un poco en detalle estos dos y por encima los demás.
Los fermentadores que normalmente vienen en los kit y que son muy buena opción suelen ser un cubo de plásticos alimenticio de unos 30 litros. Suelen venir con un grifo a unos dos dedos del fondo, se le suele pegar un termómetro de pegatina para saber la temperatura de fermentación, con la tapa de cierre hermético y un agujero para el airlock.
Una de las ventajas de estos fermentadores es que son baratos, cuando un cubo completo te puede costar 15-20 €, un fermentador cónico de inoxidable se te puede ir a los 300 € y que ni decir tiene como sea siempre lleno, isobárico o con camisa para el control de temperatura. Si se te contamina uno y se resiste lo puedes tirar y comprarte otro y seguro que no te duele tanto.


El grifo que posee a unos dos dedos del fondo te permite extraer la cerveza sin arrastrar los fosos de levadura.
Puedes hacer un macerador papaza con dos cubos (esto es un puntazo van de lujo).
En contra diremos que hay que tener mucho cuidado con la limpieza, procura no rayar el cubo cuando lo limpies se pueden quedar bacterias en las rallas y contaminar un lote. La verdad que se puede contaminar antes de lo que pensáis. Uno de inoxidable se limpia con sosa, con vapor a alta temperatura, con desinfectantes tipo chemiprox o star san y queda como nuevo.
No tiene la robustez de uno de acero. Lo mismo se te rompe de un mal golpe.
Al ser un fondo plano lo mismo los pozos de la levadura sobrepasan el grifo entonces no te queda otra que hacer sifón con una goma.


 En cambio si lo que quieres es actualizar tu equipo y quieres algo más profesional te puedes pillar un fermentador cónico de acero inoxidable.
Todo son ventajas. Son robustos, en inoxidable que dan un grado alimenticio máximo y su particularidad al ser cónicos es que poseen una salida inferior y otra un poco más arriba, con esto conseguimos extraer toda la cerveza sin coger ni un poquito del pozo que se crea de levas.
Algunas mejoras de estos fermentadores podrían ser:

·         Camisa de temperatura. Son fáciles de añadir un termómetro en vaina y una camisa de temperatura para controlar la cerveza. Suelen ser un serpentín de tubos alrededor del fermentador y al pasar agua por el interior del serpentín iguala la temperatura de la cerveza, teniendo controlada y a la temperatura exacta.
·         Kit siempre lleno.- Esto consta de una tapadera que está pegada a la cerveza, minimizando el espacio libre para no oxidar la cerveza, tanto si metes 10 litros como si llenas el fermentados la tapa siempre va a estar junto a la cerveza. Esto viene estupendamente en 2º fermentaciones.
·         Isobárico.- Estos fermentadores suelen estar sellados herméticamente y suelen soportar presiones altas y regulables. Con esto conseguimos que el CO2 que genera la levadura no se escape, teniendo al final de la fermentación una cerveza carbonatada naturalmente sin añadidos, se suele usar en 2º fermentaciones.
·         Pulido interior.- Con un pulido eficaz en el interior de los fermentadores de inox  con lo que conseguimos que toda la levadura y los posibles materiales que enturbian tu cerveza se precipiten al fondo y no se quede pegado en las paredes.

Bien como ya he dicho la mejor opción para empezar es un cubo de plástico o cualquier sucedáneo de este. Por ejemplo mucha gente usan botellas de cristal tipo damajuana o botellas de plástico de los dispensadores de agua de plástico PET o cantaras de inox tipo lecheras… en definitiva te puede valer cualquier recipiente que se pueda cerrar herméticamente y tenga su grado alimenticio.



La duración de la 1º etapa de fermentación es variable según qué criterios pero normalmente para una levadura ALE suelen rondar 4-5 días y para una levadura lager unos 7 días. En la práctica lo mejor es que dejes unos 7 días para ALE y unos 9 días para lager.
Los primeros síntomas de la fermentación son evidente por la aparición de una espuma blanca en la capa superior  compuestas de levaduras activas y empiezas a aparecer a partir de las 10-12 horas del inoculado. Durará 5 o 6 días y a partir del cuarto ira decreciendo que es cuando se supone que las levaduras han consumido la mitad de los azucares de la cerveza.
Transcurrido los 7 días tenemos una cerveza verde que posee su contenido en alcohol y muy poco CO2 y con un fondo lleno de levaduras muertas o inactivas. Por la falta de azucares una gran parte de las levaduras floculan y precipitan, en este momento las células empiezan a descomponerse librando una sustancia que aporta malos sabores a nuestra cerveza por lo que se hace necesario retirarlas para ello realizaremos un trasvase a un fermentador segundario intentando dejar toda la basurilla en el primer fermentador. A esto se le llama fermentación segundaria.

"Este pozo de levaduras muertas lo puedes tirar pero también lo puedes usar para la próxima elaboración. Puedes echarla en la olla de hervido unos 15  minutos antes del fin con esto conseguiremos esterilizarlo y matar las levaduras, sirviendo posteriormente como alimento para las levaduras que añadiremos al lote."

En 2º Fermentación debemos bajar un poco la temperatura de fermentación, alrededor de 12-14 ºC para unas Ale y entre 0 – 7ºC para unas lager. En estas temperaturas terminan de flocular las levas que queden. Este es el momento de hacer un dry hopping por ejemplo con lúpulo, melocotón, especias…
Durante la segunda fermentación también se realiza la maduración que no es más que la eliminación de compuestos volátiles como el diacetilo. Esta fermentación dura 7 días para las Ales y de uno a tres meses para las lager.
Hay que tener especial cuidado de no oxidar la cerveza pues es en esta etapa donde mas peligro hay, intenta no traspasar la cerveza innecesariamente, deja el mínimo espacio para el aire en el fermentador y no remuevas la cerveza.


Envasado y carbonatación

Una vez ha madurado nuestra cerveza toca carbonatarla y envasarla. Empecemos con la carbonatación.
Carbonatación natural o carbonatación artificial. La natural lo que hacemos es aprovechar la pocas levaduras en suspensión que posee aun nuestra cerveza para que añadiéndoles comida puedan generar CO2. Y la artificial es teniendo la cerveza en un recipiente hermético introducir a presión CO2.
                Natural.- Existen varios tipos de añadidos, normalmente es suficiente con azúcar blanquilla de toda la vida pero también se le puede añadir azúcar moreno, glucosa, mosto concentrado, mieles o incluso un poco de levadura para que no falten. Como norma general se añade 6 gr de azúcar por litro de cerveza y para añadirlo podremos poner la azúcar a hervir en dos terceras partes de agua, cuando haya descendido la temperatura a temperatura ambiente se la añadimos al fermentador y removemos lentamente después ya está listo para embotellar.
               

Artificial.- Un ejemplo: tengo 18 litros de cerveza después de la 2º fermentación la echo en un cornis y con una botella de CO2 y unos manómetros le introduzco a presión el CO2 a la cerveza. Esta opción es acertada si no puedes esperar los 15 días o si no quieres que te cree esos pozos de levaduras en el fondo del botellín. Hay mas formas de carbonatar artificialmente pero esta es con toda probabilidad la que usemos





La carbonatación natural suele durar 15 días pero si lo dejas 25 te sorprenderá la diferencia de sabor, habrá perdido ese sabor a cerveza verde. No es necesario guarda en frio con que no hay temperatura extrema y no le dé la luz directa perfecto.

Existen varios tipos de envasado desde botellines hasta barriles. Botellines de varios volúmenes los que quieras pero lo esencias es que sean oscuros de color verde o marrón para que no le dé la luz a la cerveza. Para un cervecero que está empezando lo ideal es que valla guardando los botellines comerciales de cervezas que te bebas. Para esto tendrás que disponer de chapas nuevas y un chapador. Suelen venir en los kit de iniciación.


También puedes comprarlos nuevos y si ya quieres subir un escalón envasa en barriles, existen de muchos tipos desde 5 litros desechables o reutilizables hasta barriles de 50 L comerciales. Lo más común son los barriles de 5 l reutilizables (pero limitado pues dan de sí y quedan inutilizables) o cornis. Con esto tendrás que tener un kit de CO2 para dispensar la cerveza.

Con esto ya tenemos todos los procesos para hacer cerveza desde que molemos hasta que nos la bebemos. En próximos artículos veremos una elaboración paso a paso con un ejemplo real. 

Sigue este enlace para ir a la 1º Parte.